Laringitis

La laringitis es la inflamación de la caja de voz (laringe) por uso excesivo, irritación o infección. Normalmente, las cuerdas vocales se abren y cierran suavemente, y así forman los sonidos a partir del movimiento y la vibración.

Pero con la laringitis, tus cuerdas vocales se inflaman o irritan. Esto hace que las cuerdas vocales se hinchen, lo que distorsiona los sonidos producidos por el aire que pasa sobre ellas. Como resultado, la voz suena ronca. En algunos casos de laringitis, la voz puede ser casi imperceptible.

Dr. José Sanjurjo | Otorrino y Cirugía Plástica
Dr. José Sanjurjo | Otorrino y Cirugía Plástica
Dr. José Sanjurjo | Otorrino y Cirugía Plástica
Dr. José Sanjurjo | Otorrino y Cirugía Plástica

Síntomas

Los signos y síntomas de la laringitis pueden incluir lo siguiente:

 

  • Ronquera.
  • Debilidad o pérdida de la voz.
  • Sensación de cosquilleo y aspereza en la garganta.
  • Dolor de garganta.
  • Sequedad de garganta.
  • Tos seca.

Síntomas

Los signos y síntomas de la laringitis pueden incluir lo siguiente:

 

  • Ronquera.
  • Debilidad o pérdida de la voz.
  • Sensación de cosquilleo y aspereza en la garganta.
  • Dolor de garganta.
  • Sequedad de garganta.
  • Tos seca.
Dr. José Sanjurjo | Otorrino y Cirugía Plástica
Dr. José Sanjurjo | Otorrino y Cirugía Plástica
Dr. José Sanjurjo | Otorrino y Cirugía Plástica

Cuando consultar con el especialista

Solicita una consulta si los síntomas de tu laringitis duran más de dos semanas o presentas lo siguiente: Dificultades para respirar, Tos con sangre, Fiebre que no desaparece, Dolor en aumento durante semanas.

Causas

La causa más común de laringitis es una infección causada por un virus. También puede ser provocada por:

  • Alergias.
  • Infección bacteriana.
  • Bronquitis.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Lesión.
  • Irritantes y químicos.
Complicaciones

En algunos casos de laringitis provocada por una infección, la infección puede propagarse a otras partes de las vías respiratorias.

Factores de riesgo
  • Tener una infección respiratoria: Como un resfriado, bronquitis o sinusitis.
  • La exposición a sustancias irritantes: como el humo del cigarrillo, el consumo excesivo de alcohol, el ácido estomacal o las sustancias químicas del lugar de trabajo.
  • Usar la voz en exceso.